I ristoranti della Riviera del Brenta

[one_half]


Nuestras propuestas sobre el tema:
Para pasar una noche enogastronómica según la tradición, celebra tu evento importante o regálate simplemente un delicioso y sabroso momento veneciano
- estancia de una noche con desayuno en el Hotel Villa Gasparini
- cena con degustación de platos pertenecientes a la tradición venecian en un restaurante típico
Precio por pareja Euro 150,00


[/one_half]
[one_half_last]
Entrando en cada uno de los muchos y conocidos restaurantes que se encuentran en la orilla del río Brenta, nos rodea un sentido de hospitalidad, herencia de la agradable tradición gastronómica de la Serenissima: en el siglo XVIII, los venecianos sabían gozar de la vida y los placeres de la cocina representavan una parte importante de eso.
En la Riviera del Brenta los platos que se pueden probar en los muchos y conocidos restaurantes son generalmente a base de pescado porque la cocina veneciana es sobre todo una explosión de suaves sabores procedientes del mar: de las mòleche fritte (cangrejos en el momento de la muda) a los refinadísimos centollos hervidos, de las sepias en su tinta (color obtenido añadiendo unas gotas de su tinta), a las schie con la polentina (pequeños camarones fritos y servidos sobre la polenta). Si se encuentran el los menús, hay que probar el baccalà (bacalao o merluza) y el saor (cebolla macerada en vinagre, uvas pasas y piñones) al que tradicionalemente se añaden las sardas fritas (hoy también cigalas o langostinos).
Pero la cocina del interior veneciano lleno de campos y granjas se basa también en la carne de animales de corral: conejos, pollos, cerdos, todo se cocina siguiendo una rígida tradición y se salpimienta antes de servirse.
Con las entrañas de algunos animales se preparan recetas muy sabrosas, ya que según la tradición campesina no se debe desperdiciar nada. Famoso ejemplo es el hígado a la veneciana, conocido también como figà aea venessiana: hígado con aromas y cocido en la cebolla.
De los campos llegan verduras frescas de todo tipo que acompañan en toda estación del año los platos principales añadiendo agradecidas variantes a los ingredientes de base.
Los vinos de la tradición local son muchos, pero el más conocido es el prosecco, vino blanco espumos que beber frío.
[/one_half_last]