Tours in bicicletta

[one_half]







[/one_half]

[one_half_last]

Excursiones en bici: una oportunidad original/cultural de recorrer la Riviera del Brenta al aire libre, descubrir el paisaje y visitar las villas en la orilla del río

Convertir un paseo sobre dos ruedas en una oportunidad cultural es fácil en la Riviera del Brenta, la bicicleta es el transporte ideal para la contemplación directa del paisaje natural y de las obras del arte véneta presentes en la zona como las villas y los parques.

¡Una manera cultural de mantener la forma!

Muchos son los recorridos señalizados que se desarrollan entre el río y la campaña véneta y de entre ellos eligimos un par de los menos cansadores y más agradables, esperando que os gusten.

Itinerario oeste (alrededor de 14 km)

Salida del Hotel Villa Gasparini.

Inmediatamente a mano derecha, a lo largo de la Riviera Martiri della Libertà, cruzamos el río a través del primer puente a mano izquierda, siguiendo las indicaciones para Chioggia. En via Brenta Bassa, a mano derecha, empieza la excursión.
La calle es muy estrecha y alrededor de ella sólo hay paisaje natural: campos, viñas, huertos y jardines. Seguimos pedaleando en la vía principal, a mano derecha se puede contemplar Villa Angeli-Ferretti: se aconseja hacer un paseo en el parque hasta llegar al río del que se ve su lado más bonito. Montando otra vez en las dos ruedas para seguir con la excursión, calamos otra vez en el paisaje del interior veneciano: rosales, geranios, farolillos animan jardines y terrazas.
Poco después a mano derecha destaca el campanario de Dolo y aparece otra vez el río que se había eclipsado, más allá de los campos y de los huertos. Al final de la calle, al semáforo, seguimos rectos en Via San Giacomo, pedaleando y pedaleando se llega a Paluello y al semáforo se dobla a la derecha en via Piove. Dejamos el interior y nos metemos otra vez en la carretera estatal hacia Padua. El pueblo en el que nos encontramos es Fiesso d’Artico. Unos kilómetros más y a mano izquierda está indicada la Villa Pisani, llamada la Barbariga, del otro lado del río. Después de 3 kilómetros a mano derecha otra villa Pisani, la Nazionale. Ahora podemos confortarnos un poco recorriendo la calle que costea el amplio parque verde, en la sombra de los árboles seculares que sobresalen del muro alrededor de la villa.
Se aconseja visitar la villa.
Se sigue el camino, si el cansancio lo permite, por unos kilómetros más hacia Padua y al semáforo se dobla a la izquierda hacia San Pietro di Strà, pero antes hay que echar un vistazo a Villa Foscarini Rossi, a mano derecha. Bonita la visita al museo del calzado que se encuentra allí. Después de cruzar el río empieza el camino de vuelta que puede parecer más largo todavía. Inebriados por el perfume fino de los tilos, encontraremos otra vez el río con sus colores: todos los matices del verde, que brilla cuando el sol ilumina su superficie.
Después de poco, se ve otra vez la Villa Pisani llamada la Barbariga, tímidamente escondida por su maravilloso jardín, protegida por las rejas de su imponente verja, en su lado más secreto y más bonito.
Al semáforo nos metemos en una parte del camino que ya hemos hecho, salimos de la via Giovanni XXIII y seguimos por via Dolo, via Argine sinistro y via Brenta Bassa: estamos de vuelta a casa.

Itinerario este (alrededor de 17 km)

Salida del Hotel Villa Gasparini.

Inmediatamente a mano derecha, a lo largo de la Riviera Martiri della Libertà, cruzamos el río a través del primer puente a mano izquierda, siguiendo las indicaciones para Chioggia. En Via E. Tito, a mano izquierda, empieza la excursión, que costea el río y que, cruzando los pueblos de Dolo, Mira y Oriago, demuestra sin pudor toda la verdadera alma del interior veneciano: la noble de las villas, la campesina de los campos, la marinera vinculada al agua.
Se puede contemplar enseguida a mano derecha Villa Badoer Fattoretto, villa privada que acoge el Museo del aldeano, una exposición de antiguos utensilios campesinos. Inmediatamente después, las maravillosas Villa Tito y Velluti, el complejo de Villa Brusoni Scalella y Villa Selvatico Granata (pero la fachada más bonita es la que se asoma al río). Siguiendo el camino hacia Mira y después de cruzar su centro encontramos Villa Badoer y Villa Corner más allá de las que cruzamos el río a través del primer puente y doblamos a mano derecha siguiendo el curso del Brenta, hasta llegar a la carretera principal (SS11). Allí, a la altura de Villa Widmann y Valmarana doblamos otra vez a mano derecha, en via Riscossa, donde cruzamos el río a través del puente de madera y, manteniendo la izquierda, nos metemos en via Valmarana (la calle principal y ¡no la sin asfalto!), al final de la calle doblamos a mano izquierda, hacia Forte Tron prosiguiendo hasta encontrar el río otra vez. Aquí a mano derecha nos metemos en via Lago di Candia y cruzamos campos, viñas y huertos. Al final de la calle, a la derecha, costeamos el riachuelo Seriola y, llegados a la rotonda, seguimos rectos (dejando el paso elevado a nuestra derecha) hasta el primer puente que cruza el río, aquí a mano izquierda a lo largo de la carretera principal en el camino de vuelta para contemplar la villas Contarini, Levi Morenos (se puede visitar el maravilloso parque), Alessandri, Venier y Nani Mocanigo (ahora restaurante).

Nuestras propuestas sobre el tema:
Disfrutar, manteniendo la forma, de una excursión naturalistico cultural en búsqueda del interior veneciano y de sus villas vénetas.

El paquete incluye:

- estancia de una noche con desayuno en el Hotel Villa Gasparini
- alquiler de bicicletas por un día para dos personas
- mapas cicloturísticos con los dos recorridos descritos más arriba
- dos botellas de agua
- hidromasaje Jacuzzi en la habitación para un merecido relax

Precio por pareja Euro 140,00


[/one_half_last]