Una Villa veneciana hotel

El Hotel Villa Gasparini es una villa veneciana situada en Dolo, pequeño pueblo en la Riviera del Brenta, a unos 15 km de Venecia y de Padua, famosas destinaciones turísticas bien comunicadas con el hotel gracias a un servicio público de autobuses, cómodo y frecuente.

Dolo, riviera del Brenta

Dolo, riviera del Brenta

Villa Gasparini fue construida en el siglo XVIII por la omónima familia veneciana como residencia de campo veraniega..
En esa época era muy común, entre las clases acomodadas, transcurrir el verano en sus elegantes viviendas, llamadas villas, cerca de Venecia, en una zona con un paisaje relajante entre parques, ríos y campos.
.
Durante los siglos, después de varias vicisitudes y azares alternos, por un extraño juego del destino Villa Gasparini fue devuelta a los descendientes quienes dirigieron las obras de restaturación y la transformaron en hotel.

Hotel Villa Gasparini, Dolo, Venezia

Hotel Villa Gasparini, Dolo, Venezia

Por eso, los huéspedes del hotel se consideran como huéspedes de la familia Gasparini y pueden disfrutar de su hospitalidad en un ambiente que indudablemente no es convencional, muy íntimo, rodeados de ecos de suntuosidad y recuerdos del pasado.

En una de las 15 habitaciones del Hotel Villa Gasparini podréis seguramente encontrar lo que estáis buscando, tanto si se trata de una fuga romántica, de un viaje cultural, de negocios o con la familia.
Os ayudaremos a elegir la habitación más apropiada a vuestras necesidades.

The Gasparini Family

The Gasparini Family

En el sugestivo salón revestido en terciopelos rojos del Hotel Villa Gasparini, entre arte, história, aroma de café y galletas, podréis disfrutar del momento del desayuno envueltos en el calor de las tintas llameantes y de las delicadas atenciones de Elsa.

Durante la primavera y el verano, is sentaros en el pequeño patio del jardín y gozar de una pausa reconfortante entre el perfume de las flores y, si os gusta, el buen vino italiano.
La restauración de la villa a cargo de su propietario, el arquitecto Riccardo Gasparini, ha devuelto la vida a una antigua y brillante arquitectura, recreada desde el respeto a sus nobles orígenes, recuperando un esplendor que significa atención a los detalles y a la modernidad.

Un acto de amor que se le entregará en sus manos.